Contrabando en Colombia

Altos niveles de tributación, que generan un incremento de los precios de los productos legales y jugosos márgenes para los grupos delictivos involucrados en el contrabando. 
Extensas fronteras y débiles controles

Los principales efectos nocivos de este flagelo son:

  • Erosión del negocio de las compañías que operan legalmente.  
  • Pérdida de cosechas de tabaco legal.    
  • Pérdida de fuentes de trabajo para productores, campesinos y empleados. 
  • Menores ventas e ingresos para el fabricante y el comercio en general.  
  • Alteración y obstaculización de los canales legales de distribución.  
  • Violación de la integridad e imagen de las marcas registradas.   
  • Altos gastos estatales derivados del despliegue de las acciones de las autoridades.
  • Riesgos en la salud del consumidor final, por tratarse de productos sin aseguramiento de calidad, tanto en su materia prima como en los procesos productivos y de distribución
  • Gran pérdida de recaudo fiscal.       
  • Consecuencias adversas para los establecimientos de comercio involucrados en el manejo de productos ilegales, tales como cierres e imposición de multas
  • Corrupción y tolerancia por parte de la sociedad 
  • Enriquecimiento y fortalecimiento de los grupos e individuos involucrados

La escala del problema

La magnitud del comercio ilícito es difícil de calcular, pero el Grupo British American Tobacco ha desarrollado métodos de investigación para ayudar a todas las empresas pertenecientes al Grupo y a los gobiernos a comprender mejor la escala del problema.

Se estima que hasta 660.000 millones de cigarrillos a nivel mundial pasan cada año por las manos de contrabandistas, falsificadores y evasores de impuestos locales. De igual manera, se ha establecido que estos miles de millones de cigarrillos falsificados y de contrabando, lo suficiente para darle la vuelta al mundo más de 60 veces, le están costando alrededor de USD 20.000 millones a USD40.000 millones anuales en impuestos a gobiernos cada vez más endeudados.

La industria tabacalera contribuye a la economía de más de 180 países y emplea a más de 100 millones de personas a nivel global. Los impuestos provenientes del tabaco son una gran fuente de ingresos para casi todos los gobiernos del mundo. En el caso colombiano, el tabaco ha sido un producto agrícola tradicional de la economía. Su cultivo se remonta al periodo prehispánico y en la actualidad se constituye en una actividad económica que involucra un amplio conjunto de actores que se benefician de ella, pero que está altamente amenazada por el contrabando.


Última actualización: 01/30/2020 01:53:37 PM GMT