Nuestra Filosofía


Marketing

"Invertimos en el posicionamiento de nuestras marcas de alta calidad en adultos que han decidido que quieren fumar. Hemos demostrado que, a través de atención, inteligencia, capacidad de respuesta y una alta prioridad a la responsabilidad, podemos construir con éxito la lealtad de los consumidores con nuestras marcas".

En British American Tobacco reconocimos hace mucho tiempo que el producto que comercializamos representa un factor de riesgo importante para la salud de quien lo consume y, por lo tanto, nuestras marcas y productos deben ser desarrollados, producidos y comercializados de manera responsable. Por esa razón, nuestro negocio no consiste en aumentar el número de personas que fuman o la cantidad de cigarrillos que estas fuman. Nuestro objetivo es crecer nuestra participación de mercado, y particularmente nuestros porcentajes en valor entre el billón de fumadores adultos que existen en el mundo, ofreciéndoles marcas diferenciadas con los más altos estándares de calidad.

La convivencia entre fumadores y no fumadores

La decisión de fumar es una elección personal. También lo es la decisión de dejar de fumar. British American Tobacco considera que todo individuo debe tener el derecho de tomar este tipo de decisiones por sí mismo.

Algunos fumadores que han decidido fumar podrían preguntarse en qué medida podría reducirse su riesgo de enfermedad si simplemente reducen el número de cigarrillos que fuman, en lugar de dejarlo por completo. Aunque la mayor parte de la evidencia sugiere que los riesgos por fumar se reducen a medida que el número de cigarrillos fumados por día se reduce, los riesgos siguen siendo significativamente más altos que los de los no fumadores.

Sin embargo, para aquellas personas que tienen inquietudes en este sentido o que desean reducir el riesgo relacionado con fumar, las autoridades de salud pública consistentemente han informado a los fumadores que la mejor forma de lograrlo es dejando de fumar. La evidencia científica respalda esta recomendación, sugiriendo que la cantidad de tiempo durante el cual las personas fuman es el factor más significativo relacionado con el riesgo de fumar. En otras palabras, los datos sugieren que empezar a fumar más tarde en la vida es mejor que empezar a fumar a temprana edad, y dejarlo antes es mejor que dejarlo más tarde.

En la revisión realizada en 1997, el Instituto Nacional de Cáncer de los Estados Unidos de América (NCI por sus siglas en inglés) comentó que: "los datos documentan claramente que dejar de fumar da como resultado sustanciales beneficios para la salud, independientemente de la cantidad de tiempo o la cantidad de cigarrillos que uno ha fumado". Reportan, por ejemplo, que "los riesgos de enfermedad coronaria para personas que fuman en exceso, después de 20 años de haber dejado de fumar podrían revertirse eventualmente a los niveles de los riesgos de las personas que nunca fumaron".

De manera consistente con esta evidencia científica y con las recomendaciones de las autoridades de salud, British American Tobacco Colombia considera que solamente los adultos deben tomar la decisión de fumar, y que, para aquellas personas que desean reducir los riesgos relacionados con fumar, la mejor manera de hacerlo es dejando de fumar.


Última actualización: 02/05/2020 02:11:25 PM GMT