La planta del tabaco pertenece a la familia botánica de las solanáceas, igual que los tomates, papas, pimentones o berenjenas. Es una especie adaptativa que puede cultivarse de manera económica desde la latitud 50º norte hasta 40º sur.

Más de cien países cultivan tabaco. China es donde más se siembra, seguido de Estados Unidos, Brasil, India, Zimbabue y Turquía. El tabaco prospera en tierras más pobres, ofreciéndoles a los agricultores un cultivo alternativo grato. En muchos casos brinda ingresos más altos que cualquier otro cultivo de minifundio. Se integra bien en rotaciones de cultivos ambientalmente amigables, beneficiando a cultivos subsiguientes como el maíz.

Tipos de tabaco

Virginia, recibe su nombre del estado (Estados Unidos) donde se cultivó por primera vez. También se conoce como "tabaco brillante" debido a su color amarillo anaranjado, que se logra durante el curado. Este tipo de tabaco crece especialmente en regiones subtropicales con lloviznas, como Georgia (EE. UU.), el sur de Brasil y Zimbabue. Las marcas inglesas clásicas como Benson & Hedges y Dunhill utilizan principalmente tabaco de Virginia.

Burley, es de un tono de verde ligeramente más claro que el Virginia. Luego de ser curado al aire, el tabaco se vuelve café, prácticamente sin azúcares, dándole un sabor casi a cigarro. Necesita suelos más pesados y más fertilizante que el Virginia. El mejor Burley se cultiva en los Estados Unidos, Centro América, Malaui y Uganda. Con el tabaco Virginia y Oriental, componen una mezcla americana, como la que se utiliza en las marcas Lucky Strike o Pall Mall.

Oriental, pequeño y robusto, cultivado en el verano caluroso de los Balcanes, Turquía y Oriente Medio. Estas condiciones y una alta densidad de sembrado le dan un sabor aromático, que aumenta por el curado al sol, como en el cigarrillo tradicional turco.

Cultivo, cosecha y curado del tabaco.

Cultivo: Hay alrededor de 12.000 semillas de tabaco en un gramo –parece un café instantáneo fino–. Las semillas son tan pequeñas que deben ser cuidadas por 60 días en semilleros especialmente protegidos antes de trasplantarlas en el campo. Luego de un par de semanas, se amontona la tierra alrededor de las plántulas para protegerlas y permitirles desarrollar un buen sistema de raíces. Después de dos meses, las flores y algunas de las hojas superiores son "removidas" para concentrar el crecimiento en las hojas restantes. A medida que crece la planta, el agricultor le brinda la nutrición apropiada y la cuida contra plagas.

Cosecha: A excepción de algunos países como los Estados Unidos, donde se cosecha de manera mecánica, el agricultor generalmente cosechará a mano durante dos o cuatro meses, removiendo de dos a cuatro hojas por planta a medida que maduran. Un agricultor típico de Uganda, por ejemplo, con dos o tres hectáreas de tierra, cultivará alrededor de 15.000 plantas de 22 hojas cada una. Estas plantas pueden generar buenos ingresos con solo una pequeña parte del terreno. British American Tobacco puede ayudar en el proceso al ofrecer semillas, fertilizantes y asesoría sobre la siembra, cultivo, cosecha y curado del tabaco. 

Curado: El curado es un proceso controlado cuidadosamente, que se utiliza para lograr textura, color y calidad general en un tipo de tabaco específico. Durante el curado, los almidones de la hoja se convierten en azúcar, y el tabaco cambia de color de verde a amarillo, a naranja, a café, como las hojas de los árboles en otoño. Existen cuatro métodos principales de curado:  

  • Curado al aire. El tabaco curado al aire, como el Burley, se cuelga en graneros ventilados y sin calor para que seque de manera natural hasta que la hoja alcance un color café mediano a claro. En este punto, prácticamente no quedan azúcares en la hoja.   
  • Curado por humo. Se introduce calor en el granero por medio de tubos desde un horno externo, como radiadores conectados a un sistema de calefacción central. Este calor controlado les permite a las hojas cambiar a amarillo naranja, momento en el que se arregla, con un alto contenido de azúcar. El tabaco Virginia se cura por humo.  
  • Curado al sol. Las hojas se cuelgan en rejillas y se exponen al sol de 12 a 30 días. El calor directo del sol fija las hojas en un color amarillo anaranjado, con un alto contenido de azúcar. El Oriental es de los tabacos más importantes de los curados al sol.  
  • Curado al fuego. El curado al fuego sigue el mismo principio de la producción de jamón ahumado. El brushwood se quema bajo las hojas, secando el tabaco y produciendo una fragancia a humo. Este tipo se utiliza principalmente en algunos tabacos para pipa o para enrollar. 

Después del curado, el agricultor clasifica las hojas en diferentes posiciones, calidades y colores, las empaqueta en pacas de 30-50 kg y las lleva al centro de compra o subasta para su venta.

Procesamiento de la hoja

Luego del curado, la hoja se procesa a través de una Planta de Trillado de Hoja Verde. Durante el trillado, se separa la lámina del tallo y se somete a una serie de revisiones de calidad para garantizar que se remueva toda la tierra, polvo, trozos y materiales extraños. Durante el procesamiento, la humedad en el tabaco se reduce a un nivel de ‘guardado’ seguro y el tabaco procesado se empaca en cajas de cartón de 200 kg para enviarlo a los lugares de manufactura.


Última actualización: 01/30/2020 01:53:36 PM GMT